Sobre Nosotras

¿Quiénes somos?

Somos una organización de la sociedad civil sin fines de lucro enfocada en la defensa y promoción de los derechos humanos, con énfasis en derechos sexuales y reproductivos.

LEDESER surge como un esfuerzo articulado ante la necesidad apremiante de garantizar el acceso a la justicia sin discriminación de las poblaciones LGBTI en México; a sus derechos civiles, sexuales y reproductivos; y, de hacer frente a la avanzada de ciertos grupos conservadores que, en la última década han obstaculizado los avances en materia de derechos humanos en México.

¿Por qué lo hacemos?

Nos creamos desde la urgencia de representación legal especializada para personas LGBTI, la cual, es de difícil acceso en México y de un alto costo para las víctimas. 

Creemos que el Estado mexicano no ha implementado las medidas pertinentes para garantizar los derechos fundamentales a todas las personas en grupos vulnerables.

Litigio y Gestión

Litigio Estratégico

 

Nuestros enfoques:

Capacitación

Incidencia Política y Legislativa

Nuestra misión

Conseguir la inclusión tanto social como jurídica y económica de todas aquellas personas que, ya sea por razón de su género, identidad de género u orientación sexual, se encuentran en una situación de desigualdad y de discriminación sistemática, lo cual les imposibilita acceder al pleno ejercicio de sus derechos humanos, civiles, sexuales y reproductivos.

Nuestra Visión

Garantizar la universalización en el acceso a la justicia pronta, expedita, con perspectiva de género y orientación sexual de las personas LGBTTTI respecto de sus derechos humanos, particularmente, derechos civiles, sexuales y reproductivos, como el acceso a la salud, libertad reproductiva, seguridad social, integridad personal, identidad sexual, personal y de género, libre desarrollo de la personalidad, vida familiar, equidad de género y acceso a una vida libre de violencia y demás relacionados con la igualdad y no discriminación.

¿Te gusta nuestro trabajo? ¿Quieres apoyarnos para que llegue aún más lejos?

¡Sí quiero!